Qué es SLOC?


Comencemos con un poco de nuestra historia…

SLOC, como nuevo deporte, arte marcial y sistema de competición, nace en La Zubia (Granada), municipio de la Comunidad Autónoma de Andalucía (España).

Tras una dilatada carrera deportiva de casi 40 años en el mundo de las artes marciales, viviendo intensamente el deporte como alumno, competidor, monitor, profesor numerario, árbitro nacional, entrenador nacional o formador de árbitros, decidí poner mi experiencia y vocación al servicio de nuestra cultura del deporte, creando un nuevo sistema de competición.

De esta forma, en 2010, nace la idea y SLOC comienza su andadura, sentando sus propias bases con un pensamiento de competición diferente a todo lo conocido y con un carácter propio. Tras incontables horas de dedicación y rigurosos estudios de las competiciones actuales, me llaman la atención la gran cantidad de lesiones, de diferente índole, ocasionadas entre competidores durante el combate (de cualquier disciplina de contacto), así como la imagen que proyecta y transmite la alta competición de cara al espectador, y su contenido durante el combate.

Por todo ello, decido desmarcarme de cualquier tendencia existente en términos de competición, abordando el tema de las lesiones, como imperfección del deporte, atendiendo tanto a las generadas por el propio individuo como, sobre todo, a las producidas directamente por el adversario. De esta forma, mi apuesta es clara: Una “competición saludable”, de espectáculo deportivo sin KO, sin lesiones durante el transcurso del combate, llamativo, entretenido de cara al espectador, y de un sinfín de acciones de punto como imagen visible en la alta competición.

De esta forma nació SLOC tal como lo conocemos hoy en día, un estilo de competición reglamentado, donde tienen cabida competidores y no competidores, sin distinción de edad, sexo o cultura. En definitiva, un deporte para todos.

 

Ahora bien, ¿qué es SLOC?

SLOC es un Sistema de Luchas Orientales en Competición, moderno, de última generación, con tecnología aplicada propia, de uso importante para el buen desarrollo de sus combates que garantiza la fiabilidad de las acciones de punto.

Su elemento-objetivo y eje principal de la competición, es el Bastón Corto llamado SLOC. Está diseñado y creado como elemento de combate no lesivo, minimizando el impacto del golpe en las acciones de punto (independientemente del uso de protecciones).

Las técnicas de Piernas y de Bastón Corto – SLOC, se fusionan dando como resultado un nuevo deporte, con un sistema de competición equilibrado (de tren superior e inferior) proporcionándonos la suma de sus máximas expresiones en una competición espectacular; con acciones de velocidad, estrategia, creatividad… con dominio del Bastón Corto – SLOC excepcional y de calidad gracias a la movilidad de sus giros y gestos de muñeca (fundamentales) de uso obligatorio en sesiones de entrenamiento y combate.

Más allá de su definición, SLOC, en su denominación de arte marcial, ha llevado la evolución de dos artes, dotándolas de un sistema de competición singular y de alta técnica de combate. Esta evolución se basa y caracteriza en su nueva tecnología, su refinamiento y perfección en las técnicas, la habilidad y destreza en la combinación de sus gestos, con una mayor canalización de nuestra energía interior.

La modalidad de Bastón Corto – SLOC es una realidad, fiel reflejo de la idea de mejorar el sistema en pos de una competición de futuro, marcando unos patrones de identidad propia con objetivos de contenido y valoraciones equilibradas, aportando mecanismos y objetos importantes para su desarrollo. Dando como resultado un método óptimo, completo y de importante motivación al competidor en la diversidad del combate; de gran espectáculo deportivo y nobleza excepcional sin K.O.

Estas nuevas tecnologías, nos introducen en una competición más justa, eficaz, certera en temas de puntuación respecto al ojo humano, con protecciones (peto y casco) cuya misión es transmitir información de las acciones de punto, proteger, cubrir zonas de impacto o posibles golpes fortuitos.

Por último, basándose en la modalidad de combate, se ha creado un reglamento exigente, modelado, adaptado y equilibrado para el buen desarrollo del combate, que como eje principal garantiza y salvaguarda la integridad física de los competidores donde no existe técnica determinante, definitiva o lesiva que ayude y/o favorezca a ganar el combate.

Todo ello queda recogido en el reglamento “SLOC Sistema de Competición” (febrero de 2012) con una mejora (enero de 2014) como nuevo modelo electrónico de competición (registrados en la Propiedad Intelectual de Autores GR-103-2012 y GR-40-2014) sin publicación.

 

Ignacio Vílchez Polo, fundador de SLOC.